Polémica por separación de trabajadores de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Polémica por separación de trabajadores de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Discrepancia en ejecución de acuerdos entre sindicato y rectorado, entre ellos la reposición de un grupo de colaboradores, amenaza con romper una mesa de diálogo

La separación de un grupo de trabajadores CAS de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) ha generado un serio conflicto entre uno de sus gremios más importantes y la administración central de dicha casa de estudios.

Entre diciembre del año pasado y marzo de este año, diversas dependencias administrativas de la UNMSM decidieron no renovar el contrato CAS a 14 trabajadores, acción que el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Sitrausm) califica como un "despido arbitrario".

Esta situación motivó la instalación de una mesa de diálogo en la que se acordó la reincorporación de dichos trabajadores, pero la implementación de esta medida ha generado nuevos desacuerdos.

Teníamos acuerdos respecto a la reposición de 14 trabajadores CAS. Hay un acta suscrita del 27 de abril, pero ayer sorprendentemente nos dan una copia de un oficio firmado por el rector Orestes Cachay. El acuerdo era que los trabajadores reincorporen como CAS, pero los quieren reponer como locación de terceros, que es una modalidad prohibida en la administración pública”, explicó Gissella Alvitres, secretaria defensa del Sitrausm.

La representante sindical indicó que dicha decisión, que priva a los trabajadores de sus beneficios laborales, amenaza con romper la mesa de diálogo, por lo que se están evaluando nuevas “medidas de fuerza”.

César Sandoval, representante de la UNMSM en la mesa de trabajo, aseguró que la contratación por locación de servicios es solo una “solución temporal” que se aplicará por tres meses. Aseguró que, cumplido ese plazo, los trabajadores serán nuevamente contratados como CAS.

El funcionario explicó que no se les puede incorporar directamente como CAS, pues en ese caso la UNMSM se expone a recibir una sanción por modificar el declarativo de impuestos planillas (PDT). Agregó que la intención de la universidad es mantener la mesa de trabajo.

Alvitres aseguró que desde que inició la gestión del rector Orestes Cachayalrededor de 70 trabajadores “han sido despedidos bajo la modalidad de no renovación de contrato”.

Sandoval replicó que la no renovación es una facultad del empleador, por lo que no constituye un despido. Aseguró que la administración central de la UNMSM no interviene en esa decisión, sino que depende de cada jefatura contratante.

Creditos: La Republica