Sunedu: Universidad de Ramírez tiene autorización provisional de funcionamiento

El organismo se pronunció sobre denuncia de que exfinancista de Keiko Fujimori inauguró una universidad en Ate, pese a que la ley lo prohíbe.

Un reportaje periodístico reveló que Joaquín Ramírez, exsecretario de Fuerza Popular, inauguró la Universidad Privada Juan Pablo II en 2017, pese a la ley que prohíbe la creación de casas de estudios superiores; sin embargo, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) rechaza esta información.

En un comunicado, el organismo aseguró que la referida universidad cuenta con autorización provisional de funcionamiento otorgada en 2010 por el Conafu, órgano competente en dicho periodo. “Por tanto, no se ha creado ninguna universidad durante la etapa de moratoria”, asevera.

“Antes de la existencia de la Sunedu, era el Conafu, órgano de la desaparecida Asamblea Nacional de Rectores, quien otorgaba las autorizaciones para la creación de universidades privadas. En 2010, el Conafu otorgó la autorización de funcionamiento provisional a la Universidad Privada Juan Pablo II y ordenó su constitución como Sociedad Anónima Cerrada (SAC)”, detalla.

La Sunedu agrega que este centro universitario inició su funcionamiento desde entonces y, en 2016, se constituyó como SAC en ejecución del mandato del Conafu. 

Sin embargo, el reportaje de Willax TVsostiene que Nancy Gallegos (accionista mayoritaria de Promotora Juan Pablo II S.A., usada para crear la universidad) decidió advertir a Sunedu sobre el uso de documentos falsos y también solicitó que se “deje sin efecto” el licenciamiento de la universidad. Tras ello denunció a Joaquín Ramírez y Juan Carlos del Prado (nuevo gerente general de la empresa Promotora Juan Pablo II) por falsificación de documentos, fraude en administración de personas jurídicas y estafa.

“Las controversias entre accionistas deben ser resueltas en el Poder Judicial, dado que la Sunedu no es competente para dirimir dicho conflicto”, dijo al respecto el organismo.

Sunedu detalla que la Universidad Privada Juan Pablo II todavía no demuestra las condiciones “básicas de calidad necesarias”.

Créditos: La República